Campo Londoño, el consultante de los hispanos (email)

Reto Para El 2017

Una historia, verdadera de la Palabra de Dios cuenta q’ Abimelec fue a visitar a Abraham y le dijo, “Hemos visto q’ Dios está contigo y te ayuda en todo lo q’ haces. Por lo tanto, júrame por Dios en este mismo lugar q’ no nos harás mal ni a mí, ni a mis hijos, ni a mis descendientes, que me trataras con la misma bondad conque yo te he tratado a ti.”

Parece q’ Abimelec creía que en el proverbio “El que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija” Abimelec se dio cuenta que había una conveniencia en ser amigo de Abraham y la razón era porque Abraham también tenía un extraordinario árbol al cual arrimarse, el Señor. Se arrimó tanto que Dios lo llama Su amigo. Un día Dios lo retó. “Deja tu tierra y a tus parientes y vete a la tierra q’ te mostrare y hare de ti una gran nación, te bendeciré y serás de bendición a todas las familias de la tierra”

En los albores de un nuevo año el mejor reto para un creyente es ser más amigo de Dios. ¿Cómo? Practicando su presencia, disciplinándose en la práctica de la presencia de Dios. No consiste en visitar a Dios todos los días durante un devocional, lo cual es buenísimo. Consiste en aprender a vivir consiente de la presencia de Dios en todo momento y en todo lugar, sin que las circunstancias importen.

Comenzamos practicando durante un minuto, al principio la mente se va a perseguir diferentes conejos, pero poco a poco se va enfocando. Entonces, alargamos a dos minutos, o lo hacemos más veces durante el día hasta que se vuelve un hábito.  Esta es la única manera de orar sin cesar. Es lo que de veras hace la diferencia entre ser religioso y ser amigo de Dios.

Campo Londoño

llame a 713.957.2000